miércoles, 4 de septiembre de 2013

¿Gastamos más calorías en Invierno? Mitos y Verdades sobre el Frío.

Las veces que lo pregunté, siempre obtuve respuestas distintas; Algunas personas me decían que en invierno necesitábamos comer más porque hacía frío, otras que en invierno es más difícil adelgazar porque el metabolismo "se duerme", o que en invierno teníamos más hambre... En éste post vamos a analizar unos estudios científicos que nos dirán la verdad sobre el metabolismo y las calorías en invierno.

¿El frío hace que gastemos más energía?

¿Es cierto que nuestro cuerpo gasta más calorías para mantenerlo caliente?
En Cambridge, se realizó un estudio en el cual 10 mujeres debían pasar 24 horas a 28 Cº, y luego vivir otras 24 horas a 22 Cº (1) . Todo el tiempo se midió con calorímetro su consumo de energía, perdida de calor y sudoración, y siempre llevaron puesto el mismo abrigo (Tanto a 22 como a 28 Cº). En ningún momento se las dejó temblar de frío. El estudio dio como resultado, que a 22 Cº en un día entero, habían gastado (en promedio) 543 KJ más que a 28 Cº ( 129.9 Kcal en un día entero)

En 2004, en Holanda, se realizó un estudio parecido(2). Se midió el cambio del metabolismo del cuerpo según la temperatura en verano y en invierno. Es decir,  se midió su consumo calórico a 22 Cº, y a 15 Cº en verano, y se repitió el mismo estudio con los mismos sujetos y temperaturas en invierno. Nuevamente, se consumía más energía a 15 Cº que a 22 Cº. Pero algo nuevo se observó aquí: Se gastaban aún más calorías a 15 Cº en época de invierno que en verano.

Entonces, consumimos más calorías mientras más expuestos al frío estamos. Pero en invierno no pasamos días enteros expuestos a las temperaturas extremas; Estamos abrigados, o con calefacción, o tapados por una sábana. Durante el Invierno podemos estar mas expuestos al frío, pero no lo solemos hacer por un tiempo prolongado como para que implique un gran gasto calórico.

El ejercicio y la quema de grasas durante el invierno.

Cuando nos exponemos al frío se incrementa la presencia de ácidos grasos en el torrente sanguíneo, al igual que cuando hacemos ejercicio. Esto pasa porque se "saca" la grasa almacenada y se libera en la sangre. Pero ambas actividades combinadas no sinergizan: Trabajos científicos en los que se pusieron a ciclistas a hacer ejercicio a 0 Cº y a 22 Cº demostraron que había una mayor rotura y quema de grasas a 22 Cº que a temperaturas menores (3). Lo mismo se dio cuando se midió la concentración de ácidos grasos en la sangre en nadadores que practicaron ejercicio en aguas a 18 Cº y 28 Cº (Había una mayor concentración de ácidos grasos en sangre a 28 Cº) Esto lleva a pensar que, en efecto, es más difícil quemar grasas en invierno haciendo ejercicio, que en verano (3), pero... ¿Por qué?

Está demostrado que la hormona del crecimiento promueve el uso de tejido adiposo (4), aparte, un estudio en 2003 demostró que la inmersión en agua caliente incrementa la secreción de dicha hormona (5), relacionándola con la temperatura de la piel.

También sabemos que el frío genera vasoconstricción sobre los vasos que recorren el tejido adiposo (Es decir, que los vasos sanguíneos se "achican" dejando que fluya menos sangre), ello podría sugerir que durante el ejercicio es más difícil para el cuerpo obtener energía de lípidos si es invierno (3).
Si estamos expuestos al frío quemamos más calorías, parte de las cuales son grasas. Pero es mas fácil para nuestro cuerpo quemar grasas cuando hacemos ejercicio en un ambiente cálido. 

¿El cuerpo humano hiberna?

En nuestro cuerpo hay una enzima (Sustancia que acelera ciertas reacciones biológicas) llamada Lipasa Lipoproteica (LPL) En el tejido adiposo, la LPL se encarga de convertir los ácidos grasos de la sangre en adipocitos (Células Grasas). No obstante, en el tejido muscular, la LPL se encarga de ayudar a obtener ácidos grasos para su posterior uso como energía (Ayuda a quemar grasas)

En los animales que hibernan, se nota que en Invierno, incrementa el LPL adiposo, para almacenar más grasas, y disminuye el LPL muscular, para quemar menos.

En los humanos, en cambio, se nota que Invierno no solo aumenta la concentración de LPL adiposa, si no que también aumenta la concentración de LPL muscular (6)Si al humano le cuesta más quemar grasas en invierno, no es por los mismo motivos que los animales que hibernan, si no por lo señalado anteriormente respecto a las hormonas y vasoconstricción.

¿Tenemos más hambre en Invierno?
  
Por nuestro organismo circula una sustanacia llamada Serotonina. Está directamente relacionada con nuestro humor, y, casualmente, las dietas altas en Carbohidratos elevan los niveles de Serotonina. Para explicarlo de manera sencilla, el cuerpo se siente mejor cuando los niveles de Serotonina son altos, lo cual es una explicación al porqué nos hace sentir tan bien el comer para aliviar la ansiedad y depresión (7).

También se pudo determinar una relación entre las proteínas que permiten el paso de la serotonina y el invierno: Era más difícil para la serotonina transitar por  las células en Invierno (8), y no solo eso; En mientras más cortos eran los días, más difícil se volvía la circulación de serotonina.

Espero que les haya gustado la recopilación de información, y les haya servido para derrumbar algunos "mitos" del invierno :)

 Fuentes

1. Dauncey MJ. Influence of mild cold on 24 h energy expenditure, resting metabolism and diet-induced thermogenesis. Br J Nutr. 1981 Mar;45(2):257-67.

2. A.M.J. van Ooijen, W.D. van Marken Lichtenbelt, A.A. van Steenhoven, K.R. Westerterp. Seasonal changes in metabolic and temperature responses to cold air in humans. Physiology & Behavior 82 (2004) 545–553.

3. Thomas J. Doubt. Physiology of Exercise in the Cold. Sports Medicine 11(6).367-381, 1991

4. Gravholt, C.H., Schmitz, O., Simonsen, L., Bulow, J., Christiansen, J.S., & Moller, N. (1999). Effects of a physiological GH pulse on interstitial glycerol in abdominal and femoral adipose tissue. American Journal of Physiology, E277, 848-854.

5. Koska, J., Rovensky, J., Zimanova, T., & Vigas, M. (2003). Growth hormone and prolactin responses during partial and whole body warm-water immersions. Acta Physiologica Scandinavica, 178, 19-23.

6. William T. Donahoo, Dalan R. Jensen, Trudy Y. Shepard and Robert H. Eckel. Seasonal Variation in Lipoprotein Lipase and Plasma Lipids in Physically Active, Normal Weight Humans. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism September 1, 2000 vol. 85 no. 9 3065-3068

7. Young SN (2007). "How to increase serotonin in the human brain without drugs". Rev. Psychiatr. Neurosci. 32 (6): 394–99. PMC 2077351. PMID 18043762.

8. Nicole Praschak-Rieder, MD. Seasonal Variation in Human Brain Serotonin Transporter Binding. Arch Gen Psychiatry. 2008;65(9):1072-1078. doi:10.1001/archpsyc.65.9.1072.